top of page

¡Robo perfecto! Hackers se llevan más de 2mdp en banco de Irapuato y empleados tardan horas en darse cuenta

12 de abril del 2024.


Pese a que las alarmas estaban encendidas y elementos de la Policía Municipal acudieron a ver qué sucedía, especialistas en robo bancario hackearon la seguridad de una sucursal de Santander.

El pasado jueves 11 de abril de 2024, una sucursal del Banco Santander en Irapuato, Guanajuato, fue el escenario de un audaz robo perpetrado por individuos aún no identificados. 


Este acto delictivo sorprendió a las autoridades locales, quienes reportaron que los ladrones demostraron un alto grado de especialización en robos bancarios al hackear las claves de seguridad para acceder tanto a la bóveda como a los cajeros automáticos de la entidad financiera.




¿Cómo ocurrió el atraco?


El asalto tuvo lugar en la sucursal ubicada en la Plaza Zeus, sobre la Avenida Solidaridad, a poca distancia de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Irapuato. Según los informes, el robo ocurrió alrededor de la 1:30 de la madrugada, momento en que el sistema de seguridad del banco emitió el primer reporte de actividad sospechosa.


Inmediatamente después del primer reporte, elementos de la Policía Municipal y personal de la empresa de seguridad privada del Banco Santander se desplazaron al lugar. A pesar de realizar rondines en el exterior del banco, no se observó ninguna actividad inusual, por lo que se retiraron del lugar.


Sin embargo, aproximadamente a las 3:30 de la madrugada, se generó un segundo reporte de alerta por parte del sistema de seguridad del banco. Una vez más, la Policía Municipal realizó una inspección exterior del edificio, pero no se detectaron signos de robo.


Fue hasta las 8:00 horas cuando los empleados del banco descubrieron el robo. Encontraron evidencia de la intrusión de los ladrones y reportaron el incidente al sistema de emergencias 911, lo que llevó a la rápida llegada de la policía municipal para acordonar la zona.


Según el testimonio del personal del banco, los ladrones habrían utilizado técnicas de hackeo para desbloquear las claves de seguridad de la bóveda y los cajeros, lo que les permitió sustraer más de dos millones de pesos en efectivo. Además, se descubrió un boquete detrás de la zona de cajeros, que los delincuentes utilizaron para extraer el botín.


Las autoridades de Irapuato han iniciado una investigación exhaustiva del incidente, con la colaboración de la Agencia de Investigación Criminal y la Fiscalía de Guanajuato.


Además, se ha señalado que este método de robo, que implica el acceso a través de la azotea, ha sido utilizado en varios establecimientos de la Plaza Zeus en los últimos años.

A pesar de que la maniobra pasó desapercibida en el momento del robo, las autoridades han señalado estar comprometidas a seguir cada pista y utilizar todos los recursos disponibles para identificar y capturar a los responsables de este asalto millonario.



Comentarios


bottom of page