China 'cierra puertas' a nuevas investigaciones sobre el origen del COVID-19