top of page

Aglomeraciones en el Metro continúan tras reducción de horario



Decenas de personas en espera de que dé servicio el Metrorrey, afuera de las estaciones, se amontonan para abordar el transporte, sin respetar la sana distancia.


Monterrey, Domingo 03 de Mayo del 2020.-


Son las dos y media de la tarde cuando un joven se asoma al interior de la estación Cuauhtémoc del Metro, en Monterrey, con los brazos recargados en la cortina metálica que todavía no permite el acceso al público.


Detrás de él, unas 70 personas se aglomeran en espera de que el personal de Metrorrey les permita ingresar, luego de haber esperado en algunos casos hasta dos horas afuera de la estación, debido a las restricciones en los horarios, que este viernes debían adelantarse media hora. Jorge, trabajador de una carnicería que se encuentra cercana a la estación Cuauhtémoc, contó que llegó al lugar a la una de la tarde, en espera de que el Metro o los camiones comenzaran a funcionar. “Ni sabía que a las dos y media ya iban a abrir, me quedé con que a las tres que dijeron ayer”, dijo escuetamente el joven de 23 años, que se ha visto afectado por las disposiciones del Gobierno Estatal, pero que se resigna, “No hay de otra, hay que ajustarse”. En punto de las dos cuarenta y siete, finalmente las cortinas son abiertas por el personal de Metrorrey, algo que explican, se debe a que el horario establecido marca que la primera vuelta sale a las dos y media en la estación inicial.


Apenas se escucha el sonido de la cortina subiendo y las personas se amontonan para entrar y ser los primeros en ingresar al Metro, la mayoría utilizando un cubrebocas pero mucho más cerca entre sí de lo que recomienda el sector salud. “No se amontonen, todos van a entrar como quiera”, dice uno de los trabajadores de Metrorrey, en un intento vano de que las personas tomen espacio entre cada una para entrar, puesto que algunas todavía no adquieren la nueva tarjeta de 20 pesos, indispensable para utilizar el servicio. La situación de las rutas urbanas también ha complicado la vida de los ciudadanos de Nuevo León. En la avenida Sendero y la Carretera a Laredo, donde está ubicada también la estación Sendero del Metro, los camiones con rumbo a El Carmen tardaban hasta una hora y media en pasar, la mañana de este viernes. Alrededor de las dos de la tarde, la gente ya comenzaba a concentrase en este punto, que además es aprovechado por los taxis piratas que van rumbo al Jaral y Villas del Arco, en los que suben cuatro personas por una tarifa de 20 pesos. “Voy para el Jaral, pero no me sale gastar todos los días 20 pesos, mejor me espero a las 3”, comenta un trabajador que tenía media hora en el lugar y que tampoco sabía que el Gobierno Estatal había “corregido” y adelantado media hora el inicio del transporte, y mucho menos estaba enterado que en el anuncio inicial no se contemplaba que días festivos como el de este viernes, hubiera servicio.


 






bottom of page